Usted está aquí

Sendero del agua

Sendero del agua
Dirección:
Teléfono:
Móvil:
Fax:
Mail:
Web:

Localidad: Berlangas de Roa

Distancia: 14,8 km

Tiempo estimado: 3 h

Desnivel acumulado: 115 m

Dificultad: Media  

Ciclabilidad: 100%

Época recomendada: Todo el año

Tipo de sendero: de campiña

 

Berlangas de Roa es una localidad de la comarca de La Ribera fundada por los cristianos del norte, que en su avance repoblador hacia el Duero se fueron estableciendo creando
núcleos de población en esta zona. Se encuentra rodeada por el río Duero y por el Riaza además de numerosos arroyos, tanto subterráneos como superficiales, que cruzan el pueblo.
Es por ello, que se pueden encontrar en la zona numerosas fuentes naturales como Los Caños o Las Palomas. Es en este municipio donde el Riaza vierte sus aguas al río Duero. Durante su recorrido empapa de vida los distintos parajes creando bosques de galería con chopos, sauces, álamos blancos, rosales silvestres y majuelos que forman un ecosistema perfecto para albergar una rica fauna de aves como el alcaudón dorsirrojo o la garza real.
Justo antes de llegar a Berlangas de Roa, este río segoviano de nacimiento, pasa por Hoyales de Roa. Este municipio se caracteriza por la presencia de un torreón de s. XII del que se conservan 3 paredes. Se sitúa en el punto más alto del pueblo, por lo que es visible desde varios kilómetros alrededor.

 

Itinerario: El sendero parte de la localidad de Berlangas de Roa, donde se puede visitar la iglesia parroquial de San Andrés del s.XVII, que cuenta con una original torre-campanario
y en su interior un magnífico retablo mayor del s.XVI, un bonito tenebrario del s.XV y una pila bautismal románica del s. XII. El inicio de ruta se realiza tomando un camino hacia el
sur, a las afueras del pueblo. Así, se comienza el recorrido entre campos de cultivo y una vegetación frondosa de chopos, saúcos y algún nogal que se elevan al margen derecho.
El caminante tendrá que atravesar la antigua línea ferroviaria de Valladolid-Ariza pudiendo

observar la estación del tren, que se edificó en 1.961. Esta línea ferroviaria comenzó a funcionar el verano de 1.895 y fue cerrada el 1 de enero de 1.985. Tras cruzarla habrá que coger el camino que parte por la derecha, para tomar unos metros más adelante un desvío a la izquierda siguiendo la senda entre campos de remolacha y cereal. Más adelante se girará de nuevo a la izquierda siguiendo la ribera del río Riaza. En este punto se pueden
observar gran número de acequias procedentes del canal del Riaza, que se extiende
unos metros al Sur. Desde aquí, ya se divisa al fondo la Torre de Hoyales de Roa, que desde lo alto de la colina dirige los pasos del caminante. Se entra al pueblo por la  carretera BU-121 para desviarse después a la izquierda en dirección a la ermita de la Virgen de Arriba. Se continúa el recorrido por comenzó a funcionar el verano de 1.895 y fue cerrada el 1 de enero de 1.985. Trascruzarla habrá que coger elcamino que parte por la derecha, para tomar unos metrosmás adelante un desvío a laizquierda siguiendo la senda

el camino que deja la edificación a mano izquierda. En la lejanía se puede observar el monte Pinadillo al que se encaminará el senderista a través de campos de labor. Se girará a la izquierda en el límite del mismo y después a la derecha para adentrarse en el bosque y nuevamente a la derecha para atravesar el monte de encinas, quejigos y alguna sabina, mezclados con los ejemplares de pino piñonero y resinero propios de esta zona.
El recorrido discurre entre la sombra de los árboles, disfrutando de la flora y fauna que
se desarrolla bajo sus copas. Con este agradable paseo se alcanza la cañada de Aranda
de Duero, antigua vía de comunicación para los ganaderos trashumantes.
La vía pecuaria pasa sobre el canal de Guma. En este punto, tras cruzarlo, se gira a la
izquierda avanzando recto sin desviarse. El camino deja en un margen tierras de labor,
principalmente de secano, y en el otro se alzan algunos retazos de vegetación arbórea

Un poco más adelante el caminante podrá observar a mano derecha antiguas graveras
de extracción. En muchos casos estas graveras acaban convirtiéndose en pequeños
humedales que albergan una rica comunidad de aves, migratorias en su mayoría, que
utilizan estas pequeñas charcas como lugar de reposo. En el siguiente cruce se tomará
rumbo Norte. Este camino desemboca en Berlangas de Roa tras atravesar, una vez
más, la antigua vía férrea. Los campos de cultivo marcarán finalmente el paisaje y la ermita de La Virgen de LosHuertos se alzará al final, saludando al caminante.

Localización